Opinión

La corrupción gubernamental, en nuestra sociedad.

En la actualidad, son muchos los casos de corrupción que ocupan las portadas de los periódicos y a los que los informativos dedican buena parte de su tiempo, pero no hay consecuencias, “todo queda impune”

Por Rafael Ramirez Medina

El significado de la palabra corrupción encierra diferentes significados que van desde la acción de dañar, corromper o sobornar a alguien. En nuestro país y en muchos países como el nuestro, la corrupción gubernamental es el pan nuestro de cada día, porque es la forma más rápida de los políticos hacerse ricos y la razón es, que mucho de ellos carecen de conciencia social, educación o de una cultura de compromiso y tienen paradigmas distorsionados y negativos. La mayoría de nuestros políticos son un mal ejemplo para nuestra juventud, porque ese es el legado que le están dejando a nuestros hijos, la manera más rápida de hacer dinero y sin mucho esfuerzo.

Juan Pablo Duarte nos decía en uno de sus tantos pensamientos “La política no es una especulación, es la Ciencia más pura y la más digna, después de la Filosofía, de ocupar las inteligencias nobles”. Mucho de nuestros políticos se encargaron de distorsionar este pensamiento con sus hechos.

Los padres debemos reforzar en el seno del hogar los valores éticos y morales a nuestros hijos y exigirle al Ministerio de Educación que incluya de nuevo la asignatura de “Moral y Cívica” como materia básica dentro del proceso escolar primario y secundario de los estudiantes y así inculcarle a nuestros jóvenes la importancia de la solidaridad, honestidad, respeto, responsabilidad, integridad, justicia, lealtad, equidad y sobre todo amor a su patria, con el firme propósito de combatir esos ejemplos negativos de algunos funcionarios, perdón, ´´disfuncionales” políticos corruptos que llegan al arca del Estado para hacerse rico.

Aunque estoy claro como ciudadano que para que existan corruptos deben existir corruptores, es decir que muchos de nosotros como personas comunes tenemos parte de culpa, desde el conductor que paga para evitar una multa hasta las empresas que pagan a funcionarios públicos para obtener la concesión de una obra, como también para evadir grandes cantidades de impuestos que conllevan a empobrecer más a nuestro país.

En la actualidad, son muchos los casos de corrupción que ocupan las portadas de los periódicos y a los que los informativos dedican buena parte de su tiempo, pero no hay consecuencias, “todo queda impune”. Podemos señalar algunas prácticas corruptas más utilizadas como es habitual la utilización de un cargo público para beneficio propio. Quienes buscan enriquecerse a costa de un puesto de responsabilidad pública, provocan un sobreprecio en las obras y servicios públicos. Ese sobreprecio, desgraciadamente es pagado por los ciudadanos, dado que repercute en un costo mayor para las administraciones públicas.

En definitiva, la corrupción es el peor enemigo del desarrollo económico de un país, porque aumenta los costos para las empresas e impacta a todos, especialmente a los “más pobres” es decir aumenta la desigualdad social incrementando los niveles de pobreza de nuestra población. Por lo tanto, debemos decir un “No” rotundo a la corrupción.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes