Sufragio

Legisladores y ministros

Los legisladores son relegados a un segundo plano, mientras sus espacios privilegiados son ocupados por los ministros del gobierno, que tienen en sus manos el poder de las nóminas y del presupuesto.

Por Eddy Olivares Ortega

Cuando las campañas electorales se encuentran distantes ningún lugar es tan estratégico para los partidos de oposición enfrentar al Gobierno como el Congreso Nacional. Es un tiempo en el que la oposición combate implacablemente al  gobierno desde las cámaras de Senadores y de Diputados. En cambio, los legisladores del partido de gobierno se convierten en conservadores, al dedicarse, principalmente, a apoyar las iniciativas del Poder Ejecutivo.

La oposición feroz del vocero del Bloque de Senadores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Iván Lorenzo, es un papel que desempeñaron en el anterior mandato constitucional los senadores del Partido Revolucionario Moderno (PRM), José Ignacio Paliza y Santiago Zorrilla. Lo mismo ocurre en la Cámara de Diputados, en la que el experimentado vocero del PLD, Gustavo Sánchez, también le está haciendo una fuerte oposición al gobierno del PRM, como se la hicieron al PLD los voceros del PRM en el pasado mandato.

En ese sentido, el magistrado emérito del Tribunal Constitucional de España, Manuel Aragón Reyes, sostiene en su obra Gobierno y forma de Gobierno, lo siguiente: “El Parlamento es la única institución del Estado donde está representada toda la sociedad y donde, en consecuencia, ha de expresarse y manifestarse frente a la opinión pública, a través del debate parlamentario, el pluralismo político democrático (es decir, la diversidad de voluntades presentes en la Cámara y no solo una de ellas, aunque sea mayoritaria)”.

Sin embargo, cuando un partido consigue ganar la Presidencia de la República, los legisladores son relegados a un segundo plano, mientras sus espacios privilegiados son ocupados por los ministros del gobierno, que tienen en sus manos el poder de las nóminas y del presupuesto.

Tanto los senadores como los diputados del PRM se han quejado constantemente por el injustificado maltrato que dicen haber recibido por parte de muchos de los funcionarios del gobierno. De esto ser cierto los funcionarios estarían cometiendo una grave imprudencia, considerando que los legisladores tienen el poder de control sobre el Gobierno, del cual ellos forman parte.

A propósito del control parlamentario del Gobierno, el citado autor recuerda que “controlar la acción del Gobierno es una de las principales funciones del Parlamento en el Estado constitucional, precisamente porque ese tipo de Estado se basa no sólo en la división de los poderes, sino también en el equilibrio entre ellos, esto es, en la existencia de controles recíprocos, de frenos y contrapesos que impidan el ejercicio ilimitado e irresponsable de la autoridad”.

Lo aconsejable es que siempre prevalezca la armonía y el respeto entre los funcionarios gubernamentales y los legisladores, los cuales, de conformidad con el artículo 93 de la Constitución Política, tienen el poder de citar a los ministros, viceministros y directores, invitarlos a las cámaras, interpelarlos y recomendar al Presidente de la República su destitución.

Finalmente, en estos tiempos de pandemia y crisis económicas, tanto los funcionarios como los legisladores del Partido Revolucionario Moderno deben estar más unidos que nunca, en el objetivo de construir un mañana mejor para beneficio del pueblo dominicano

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes